Cómo crear mucho contenido de valor con una sola idea

No trabajes más, trabaja mejor

Seguro que más de una vez has oído decir (o has leído) que, para ser relevante en Internet, hay que ofrecer contenido de valor de forma regular en todos tus canales. Esto implica crear material para tu blog, tu newsletter, tu página de Facebook y/o LinkedIn, tu Instagram, tu TikTok… y constantemente.

¿Te agotas sólo de pensarlo? Normal, pero no desesperes. Como dijo alguien sabio en algún momento:

“La clave no está en trabajar más, sino en trabajar mejor.”

A continuación te explicamos cómo hacer más contenidos trabajando en menos contenidos (sigue leyendo hasta el final y entenderás a qué nos referimos), de una forma estratégica e inteligente que te permitirá dedicar más tiempo a actividades mucho más relevantes para tu negocio que nutrir tus canales digitales, y que te ayudará a lograr tus objetivos de marketing.

¿Qué es un contenido de valor?

Un contenido de valor es aquel que resulta útil a tu audiencia. Dicho así suena fácil, pero es bastante sencillo que los posts en tu blog o las publicaciones en tus redes se conviertan en un mero escaparate de tus productos o de tus servicios que no aporten realmente nada a tus seguidores.

Deja de mirarte el ombligo. Aquí, lo importante no eres tú o tu marca (o no es lo principal), lo esencial es descubrir qué necesita tu cliente ideal y que busques la manera de responder a sus preguntas de una forma rápida, entendible y práctica.

El contenido de valor se enfoca a resolver dudas o preguntas que un cliente ideal pueda tener antes de comprar. Luego, una vez lo hayas atraído, si tu producto sirve para solventar su necesidad, ya le hablarás de ti, de qué ofreces y de los beneficios que puedes aportarle.

Una de las trampas en las que se cae con más frecuencia al intentar crear contenido de valor es perder de vista la calidad y sustituirla por volumen. Debes tener claro es que no sirve de nada generar muchísimo contenido si no está alineado con tu estrategia y con tus objetivos.

Si tienes claro quién es tu target, a partir de una sola idea puedes crear muchos contenidos para alimentar todos tus canales durante semanas de forma eficiente y con menos esfuerzo.

Detecta dudas y necesidades de tu target

Si sabes cómo es tu cliente ideal, deberías ser capaz de saber qué tipo de información buscan en Internet. ¿Cuáles son sus necesidades? ¿Qué dudas tienen?

Para lograrlo, no es sólo necesario tener claro tu target, sino que debes trabajar en profundidad tus buyer personas. Esta es la mejor herramienta para identificar los diferentes tipos de cliente de tu producto y sus características principales, pero, además, te permite establecer sus necesidades reales y específicas dentro de un contexto. Esto será lo que más te ayude a la hora de crear tu contenido.

Descubre más sobre el target y los buyer persona en este episodio de nuestro podcast:

Haz una lista de posibles temas que puedan interesar a tus buyer personas. Si tienes claro qué respuesta busca un cliente potencial al realizar determinada búsqueda, te será más fácil crear un contenido de valor concreto y que realmente le ayude.

Las preguntas de Google son tus aliadas

Si no sabes de qué tema hablar o qué tipo de preguntas buscan tus posibles clientes, analiza las preguntas que aparecen en la sección “Otras preguntas de los usuarios” de los resultados de búsqueda de Google. Busca palabras clave para tu negocio y empieza a explorar (a medida que despliegas respuestas, aparecen nuevas preguntas). Pueden ser una interesante fuente de inspiración.

Si tu contenido da respuesta a algo para lo que no hay otras opciones, le resultará mucho más fácil posicionarse. Si, por otro lado, has creado un post mucho mejor que tus posts competidores, deberías ver resultados a corto plazo.

Otras preguntas de los usuarios en las búsquedas de Google - Wide Marketing

Realiza una búsqueda de palabras clave

Hacer un keyword research también te puede ayudar a dar con búsquedas que pueden realizar tus clientes y con las que les puedes ayudar.

Cuando hagas tu keyword research debes tener en cuenta tres cosas:

  1. El volumen de búsquedas de la palabra, es decir, cuántas personas de media buscan ese término cada mes.
  2. La dificultad de posicionar: si ya hay contenidos muy trabajados posicionados por las palabras clave que buscas, te resultará más difícil hacer que tu contenido destaque. Busca aquellos términos con menos competencia.
  3. La intención de búsqueda: a la hora de seleccionar las keywords, analiza para qué se utilizan. ¿Sirven para buscar información o las usas personas dispuestas a completar una transacción?

Cuando tengas tus palabras clave, trabaja el campo semántico en el que se englobe. Encontrarás nuevas palabras clave que puedes utilizar en tu contenido para no sobreoptimizarlo, o puede que des con palabras clave para nuevos contenidos.

No te centres sólo en buscar ideas de las que nadie haya hablado. ¿Crees que puedes tratar alguno de los temas mejor de lo que lo han hecho otros antes que tú? Si es así, aprovecha la ocasión.

Aquí tienes algunas herramientas que te ayudarán a elaborar tu keyword research:

Aprende a hacer que tu contenido se multiplique

Ahora que ya tienes una idea clara ha llegado el momento de exprimirla al máximo.

Normalmente, tu idea se traducirá en un contenido a partir del que derivarán el resto. Ese contenido inicial puede ser un post del blog, pero también puede ser un vídeo, un lead magnet, una presentación, etc.

Por ejemplo, si tomamos nuestra idea base y escribimos un post del blog, ¿cómo podemos crear otros contenidos? Te damos algunas ideas:

  • Adapta el post del blog a un guión. Lo puedes utilizar para grabar un vídeo. Ten en cuenta los formatos en los que podrás publicar según la plataforma (panorámico en YouTube, en formato vertical para redes sociales, etc.), y, con un solo vídeo, podrás obtener muchos contenidos.
  • ¿Te has decidido a grabar un vídeo? Si utilizas el audio como base, quizá puedas convertirlo en un podcast.
  • Si tu post del blog incluye listas o enumeraciones, las puedes utilizar para crear carruseles o reels.
  • Extrae frases significativas de tu post o vídeo y conviértelas en quotes que puedes publicar en Instagram, en LinkedIn, en Facebook…
  • Diseña un ebook a partir de tu contenido, añádele algún extra, y tendrás un lead magnet estupendo para tus landings de campaña.

Te lo demostramos con un ejemplo concreto

A partir de nuestro podcast sobre construir buyer personas, hemos generado mucho contenido diferente, hemos generado mucho contenido diferente, tanto para redes y web como para uso interno.

Algunos de ellos son:

Como ves, tienes muchas oportunidades de multiplicar un contenido para que sirva a diferentes propósitos.

Multiplicar contenido de valor - Wide Marketing

5 tips para crear mejor contenido a partir de una sola idea

1. Planifica antes de empezar a producir

Antes de crear tu contenido inicial puedes planificar qué otros formatos utilizarás en el futuro y para qué canales. Así, podrás optimizar el proceso de documentación, ideación y producción. Eso sí, no dejes que la planificación te limite. Si durante el proceso de elaboración se te ocurren nuevas formas de aprovechar tu idea, no dudes en utilizarlas.

2. No copies

Piensa en adaptar tu contenido inicial a cada canal. Por ejemplo, no hagas un post de Instagram tomando como base literal un fragmento del post del blog. El lenguaje, el formato, el diseño, etc. cambiarán según dónde vayas a publicarlo.

3. Dale caña al copywriting

Para llamar la atención del lector de principio a fin, no hay nada como utilizar técnicas de copywriting. Estructura las ideas de forma clara, y construye cada uno de tus contenidos pensado en enganchar. Adapta tus estrategias: no es lo mismo escribir en tu web que en redes sociales, igual que no tiene nada que ver el medio escrito con el audiovisual.

No olvides utilizar los mejores CTA que puedas elaborar para conseguir que tus posibles clientes realicen una acción concreta.

4. Presenta la información de forma clara y visual

Para facilitar la lectura y permitir al lector hacer un escaneo rápido de tu contenido, cuida los recursos visuales. Para que tu contenido escrito sea más atractivo visualmente y no parezca un tocho de texto sin fin, puedes recurrir a diferentes tamaños de letra, negritas, bullet points, emojis, imágenes, etc. En el caso de los vídeos, cuida el grafismo y el montaje.

5. Recicla tanto como puedas

Quizá ya has elaborado con anterioridad un gran contenido en base a una idea esencial para tu buyer persona y que no ha perdido vigencia. Si es tu caso, no lo descartes. Quizá quieras revisarlo o actualizarlo, pero aprovéchalo: ya tienes parte del trabajo hecho.

Puedes despedazarlo, transformarlo, renovarlo y servirá para alimentar tus canales digitales durante semanas (o meses, o años).

Seguro que has oído alguna vez el dicho “de un cerdo se aprovecha todo (hasta los andares)”. Pues esto es algo aplicable también a un buen contenido.

Como te anunciábamos al principio, has conseguido muchos contenidos, pero trabajando menos contenidos. Con una buena idea base que se adapte a diferentes formatos, logras ofrecer contenido de valor en diferentes canales de una forma más fácil y efectiva.

Creamos una estrategia de contenidos adaptada a ti

En Wide Marketing somos expertos en estrategias de marketing digital. Creemos en los contenidos que informan, forman, emocionan y convierten. El contenido diferencial y de calidad es el que consigue conectar con la audiencia, ser eficiente y tener impacto.

¿Quieres que te ayudemos con tu estrategia de contenidos?

Share